Feeds RSS
Feeds RSS

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Tu felicidad es la mía

Ya sé que últimamente no me paseo mucho por aquí. Y es que por mucho que una intente sumarle horas al día y estirarlo como un chicle... lo cierto es que no, no se puede. Y cuando te pasas la mitad del día tecleando/ratoneando, para intentar acabar hoy lo que tendrías que tener acabado ayer, lo que menos te apetece al llegar a casa es más de lo mismo.

Lo que toca estos días es hacer balance del año que está a punto de terminar pero a mi no me gusta hacer ningún tipo de balance (ni de este año ni de ningún otro). Lo que pasó pasó y lo que no pudo ser, pues no pudo ser. ¿Hoy no me tocó la lotería? Pues será que me va tocar el año que viene. No le voy a dar más vueltas. Adri aprobó todo. Hoy soy feliz.

Lo que sí me gustaría deciros es que este año ha sido uno de los que recordaré el resto de mi vida. Y no por el ritmo frenético de trabajo, nooooo, por eso no. Ha sido un año “rosa”. Rosa porque conocí a gente maravillosa que no ha hecho más que completar la que conocí el año pasado.

Mis niñas Conchi, Luci y Sonia que me acompañan, junto con Vane, mi jornada laboral con sus correitos mañaneros. Son mis terapeutas pesonales, sentimentales, laborales.... son ¡¡tremendas!! Son mis quitapenas.

Beíta que también me acompaña con sus correos, aunque menos, e intercambiamos experiencias de madres, de esposas, de hijas, de nueras....de todo.

Teté, que se queja de que la tenemos abandonada y que es la menos querida.... Y lo cierto es que sí, que la tenemos un poco abandonadita (je je je) pero la queremos como la que más, un cielo de niña es.

Yoya y Lore son con las que menos he tratado, pero los ratos que hemos estado juntas han sido momentazos. Risas y más risas.

No quiero olvidarme de Ju ni de Pili, porque ellas han sido las primeras. Son especiales. Os quiero mis niñas.

A todas ellas, con las que formo un grupo muy especial (“las panteritas rosas”), y a todos vosotros, al resto de mis amigos que no he incluído aquí pero que seguís estando presentes en mi vida, a todos los que quiero, desearos una feliz Navidad y un próspero Año Nuevo 2011.

Mi deseo para el año que viene: “Que tu felicidad no se rinda”. Que es justo lo que nos desean estos pequeduendes con su mensaje super-especial...



sábado, 20 de noviembre de 2010

Pornografía Infantil NOOOOOOOOOO


Otra vez, otra vez estás ahí, no?

Si eres de los de siempre, puedes acompañarme en mi grito ¡¡NOOOOOO!!

Pero si has llegado hasta aquí, como hace un año, buscando boylover, girllover,lolita,angels... ¡¡Largo de aquí!! Este no es tu lugar. Este es un lugar para personas no para animales, como tú...

Sólo me produces asco, un año más.

Y ojalá llegue un año en que no haya motivos para esta campaña, por el bien de todos y por el tuyo también.

martes, 16 de noviembre de 2010

Te odio

Harta estoy de llorar. Harta, muy harta.


Siempre igual, siempre te doy toda la confianza para que entres en mi casa y otra vez haces que de mis ojos broten las lágrimas. ¡Cuántos años llevamos así!


No importa que a los demás les caigas bien, a mi me caes fatal, ya no me gustas.


Pero una y otra vez, vuelvo a darte otra oportunidad, ...una, que es tonta. Y siempre la misma faena. Te aposentas y según te vas quitando el abrigo, ya empiezas a atacar, a traición.


No, no caeré más en tu red. Cuando te vuelva a ver, torceré la cara y haré que no te he visto. Nadie merece mis lágrimas y menos tú. Ya buscaré algún sustituto, quizás alguien más dulce que tú y que no engañe a nadie.


¡Ojalá te pudras! Seguro lo harás...


jueves, 4 de noviembre de 2010

Uniforme...pues va ser que NO


Os acordáis de esta ENTRADA??? Pues que sepáis que he perdido la batalla, mal que me pese.


Al menos con Adri, la he perdido. Espero que con Laura no pase lo mismo, porque el uniforme me sigue pareciendo, lo que me parecía: COJONUDO (y perdonad por la expresión pero no he encontrado otra mejor)


Y todo hay que decirlo que el niño iba resignado porque yo le “obligaba” a ir con el uniforme, pese a ser el único de todo 4º y sucesivos cursos que lo llevaba.


Fue mi madre la que me hizo cambiar de opinión y a una madre no se la contradice o sí? Bueno, el caso es que me vino a dar la charla...Que ella consideraba muy cómodo el uniforme y que encima al niño le queda niquelado pero vamos, llamarlo “uniforme” cuando es el único niño que lo lleva, pues no...que más bien, parecía un disfraz, y que no, que no podía permitir que los demás niños se rieran de su nieto.


Y ¡¡hala!!, que se acabó el uniforme para Adri y al día siguiente empezaron los primeros problemas: “yo ese vaquero no me lo pongo que me hace un culo muy feo”. Y yo me pregunto, ¿cómo demonios hace este niño para verse el culo? AGGGGG, acaban conmigo...


jueves, 28 de octubre de 2010

Titajú: "lo esencial es invisible a los ojos"


Fue Rozío la que me inició, por así decirlo, en este mundo de los blogs y es a ella, a quién tengo que agradecer ese empujón que me hizo entrar en este mundo “virtual” ( que me río yo con lo de virtual igual a “no real”). Aquí todo es real, auténtico, sincero, lleno de sentimientos….


Una vez ya en este mundo, lo que se supone que debe hacer uno es “hablar” y “hablar”. ¿De qué? Pues de lo que te venga en gana, que para eso es tu mundo, tu casa..


Pero lo cierto es que cuando hablas, cuando estableces esa “conversación”, es bueno que exista un receptor, que te escuche, que te entienda, que te conteste… Y eso es lo que a mi me faltaba y que veía que ocurría en otras “casas” en las que me iba colando de puntillas.


Y encontré una “casa” espectacular, en la que realmente me encontré tan a gusto como en la mía propia. La casa era amplia y acogedora. Siempre me llamó la atención la cocina, me la imaginaba con grandes alacenas, repletas con muchos cacharros perfectamente colocados, con una gran encimera y el horno siempre encendido, calor siempre. Y ¿la dueña? Pues la dueña siempre estaba dispuesta a darse un baño de espuma e invitarte a hacer lo mismo. Miles de sales minerales de múltiples fragancias decoraban aquel baño, algo que me atraía irremediablemente. Yo mientras tanto observaba y observaba, sin atreverme a dar el gran paso de sumergirme en aquella agua llena de espuma relajante.


Y fue un día cuando decidí tabicar mi casa, porque me encontraba sola y ya estaba dispuesta a colocar el primer ladrillo cuando apareció ella y me “habló”. Fue su primer comentario, el primero de muchos y en aquel preciso momento tiré con el ladrillo. Ya no quería tabicar mi casa, quería seguir en ella, ya no estaba sola. No te puedes imaginar la ilusión que me hizo aquella visita inesperada. Ahora sabía que todo esfuerzo por recuperar mi casa ya no sería en balde. Adecenté mi casa todo lo que pude para que ella se sintiese a gusto también y volviese. Y volvió. Yo fui a su casa y por fin, me atreví a sumergirme en su baño de espuma.


Conocí a más gente en su casa, que luego vino a la mía. Otras visitas pasaron por mi casa, las menos, que también las llevé a su casa. Tú que me lees, sabes que es cierto. Quizás si no fuera por ella jamás estarías aquí hoy leyéndome.


Y atravesamos la frontera de lo virtual, y nos conocimos en “realidad”. Comprobé que mi imaginación no me había fallado. La persona que acababa de conocer personalmente era tal y como yo me la imaginaba. Y me gustó.


Mujer sencilla, luchadora y de fuerte carácter. Fiel a sus principios, a su palabra. Sin medias tintas. Comprometida siempre con las buenas causas y con los suyos. Capaz de sacar los dientes por ti y por mí. La mejor de las anfitrionas, la mejor de las amigas. Porque ella es mi más mejor amiga. Ella es Ju.


Y ayer, en mi visita diaria, me la encontré tabicando su casa. Nuestra casa ya. Comprenderéis que me ha dolido y mucho. Porque esa casa significa mucho para mí, son como mis raíces. Mi casa puede seguir viva sin la suya pero ahora necesitará mucha más agua, ahora está media muerta, como una flor en un jarrón. No soy quién para decirle que no la tabique, que no tire todas esas cosas que compartimos por la borda, pero no puedo evitarlo. Sé que contaré con su persona mientras viva, pero también necesito que sigas en ese mundo, en el virtual. Sigue Ju, como tú sabes, más pausada pero sigue. Si quieres un cambio, yo te ayudo a redecorarla. Te ayudamos todos, tú lo sabes. Te aprecio mucho, eso también lo sabes.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Por los Madriles

Aprovechando este largo puente nos hemos ido a la “Capital”. A Madrid. A casa de mis cuñados.

Teniendo en cuenta que desde mi luna de miel no he salido de mi hogar, exceptuando las veces que viajamos a Extremadura a casa de mis suegros, podría considerar estos días como unas mini-vacaciones.


A Adri le hacía mucha ilusión ir en avión, así que aprovechando unas ofertas hicimos el viaje en dicho medio de transporte. A los diez minutos de vuelo, ya estaba quejándose como siempre: “¿cuándo llegamos? ¿por qué tarda tanto en llegar? Esto es un rollo...” Diez minutos más y lo primero que se me vino a la cabeza fue tirarlo por la ventanilla. Tuvo suerte, la ventanilla no se podía abrir...si no allá iba, y sin paracaídas.


El plan era ir a la Warner pero tuvimos la suerte de traernos la “ciclogénesis explosiva” esa para Madrid y llovió a mares o a océanos, ¡ay lo que llovió! Sobre todo el sábado, aquello parecía el diluvio universal pero sin el arca de Noé...y sin catiuscas. Mi reino por unas botas de goma y un chubasquero. Tuvimos que conformarnos con un “amago” de chubasquero del “todo a 100” y que al colocarlo meti la cabeza por una manga y me puse pingando... si me metiera de cabeza en la Cibeles no salía más mojada, en los días de mi vida....


Pero a parte de lluvia, también tuvimos días nubladillos y aprovechamos y fuimos a Faunia (el viernes), al parque de atracciones (el domingo) y al Safari Madrid (el lunes). El sábado aprovechando la lluvia fuimos a conocer algo Madrid y fuimos a parar al Museo de Cera. Y otra vez Adri: “esto es un rollo, yo no quiero ir al museo, qué aburrimiento!”. Aunque luego se lo pasó de miedo, sacando foto aquí y foto allá...


Y a pesar de estar obsesionado con ir a todos los sitios donde hubiese animales, en donde disfrutó como nunca lo había hecho, fue en el parque de atracciones, a pesar de su “alergia a las alturas”...Cada vez que se montaba en alguna atracción que suponía “caer” en cierta forma, al vacío, lo veía agarrarse a los “bajos fondos” y cuando le pregunté qué le pasaba, me dijo: “mamá, yo creo que tengo alergia a las alturas, noto un cosquilleo por aquí que creo que tiene que ser eso” Pues eso, tengo un hijo autodiagnosticado con alergia a las alturas....


Y cuando montamos en el metro de dos pisos, rápido fue a la planta superior pero cuando le dijimos que arriba no había conductor, casi se tira de cabeza....Casi le da algo....pobreeeeee


Bueno, que queréis fotos, no? Y que me deje de rollos. Vale! Ahí van unas pocas de fotos...


Desesperado en el avión, se va a Madrid con la camiseta del Barça. Lo tengo claro, si pasa algo, no es mi hijo.


En Faunia, Adri queda "hipnotizado" con esta mariposa y le sorprende lo "mansita" que es.

Allí había animalitos...


y ¿animales?

Y conocimos unos "amigos" muy simpáticos...


Al día siguiente, fue un día importante....nos preparamos para la ocasión "lluviosa":

y ¡hala! a codearse con la alta sociedad...






El domingo en el parque de atracciones, desde la noria se podía ver parte de Madrid, el árbol que había en la entrada de la casa del terror, donde Adri quiso entrar y no se meó de puro milagro...y Laurita dándose un paseo en góndola.





y el lunes en el Safari, más animales...las llamas que nos dieron la bienvenida a cambio de unas cuantas zanahorias, las cabras que hicieron pasar un mal rato a Adri, el lobo ibérico en pleno salto, un hipopótamo...






Y me voy para cama, que llevo dos horas y media para colocar las fotos en su sitio y estoy un poco hartita, como Adri a los diez minutos de montar en el avión. Esto funciona como le da la gana....paso, ¡hala!

viernes, 1 de octubre de 2010

La funda que no se enfunda


Una pregunta: ¿los sofás desenfundables son también enfundables?


Permitidme que lo dude. Hace dos días, mi pequeña terremoto dejó su queridísimo adn impregnado en el sofá mientras dormía la siesta y después de cagarme/mearme en todo lo que se menea, me dije “menos mal que son desenfundables”. Y me puse en faena con resignación.


Desenfundar fue bastante sencillo, tiras de cremalleras, velcro y listo....pero enfundar, lamadrequemeparió!!!


O bien la lavadora se tragó media funda o los sofás, estos días, se han hecho más grandes... Porque me ha costado 2 horitas de reloj dejar el sofá en su estado habitual. He sudado la gota gorda. Una pelea dura, hincando rodillas, dientes y garras... al final me he cargado una uña y dos cremalleras. Y eso que en el manual del dichoso sofá no ponía nada que había que ser contorsionista. Bueno, ¡ni manual traía!


Pero ahí están, limpitos y relucientes, hasta han cambiado de color, ahora tienen un tono más claro... ¿por qué será?


Por favor, recordarme que los próximos sofás que compre sean de skay. Mi salud va en ello.

martes, 28 de septiembre de 2010

Bufffffffffff


Lo sabía. Sabía que llegaría el día que todo el cansancio acumulado haría mella y ¡¡¡de qué manera!!!


Me levanté a las 7 de la mañana como todos los días, me di una ducha rápida, me vestí, me calcé, el móvil ¡zaca! para el bolso y hala! a la parada del bus.


Llegué un pelín tarde porque ya no estaba la gente que habitualmente coge el 14, sólo una. Que me miró de arriba abajo como si acabara de ver un fantasma y me saludó con un "buenos días" sin conocerla de nada.


Llega mi bus, subo casi a cuatro patas. Llevo desde el domingo con lumbago. Tuve la brillante idea de limpiar mis ventanas y sacando una, la espalda hizo ¡tras! Y ahí estoy, trabada a la altura de la bisagra. Y total para qué, para descubrir que tengo nuevos vecinos (o quizás sean los de antes pero ahora con la cara lavada, no sé..)


El conductor me recibe con una amplia sonrisa y yo pensando: “será capullo, si tuviera lumbago a ver cómo subía”.


El bus fue haciendo sus paradas, la gente me veía y otra vez la sonrisa....¡qué bien, todo el mundo más feliz que una perdiz!


Llegué al trabajo, y otra vez en la puerta me recibe mi jefe con una amplia sonrisa. Buenooooo, y esto que es??? Es el día del tonto feliz o qué pasa?


Me siento, y a los dos minutos llega mi compañera y pega un grito... El resto, mirad, aún me estoy recuperando de la impresión, así que mejor que os lo cuente ella, tal como se lo contó a otra compañera en otro departamento. ¡¡¡¡Si es que lo que no me pase a mi!!!!

Pili, que sí, que necesito tiempo,muuuuucho tiempo para descansar y volver a la normalidad, ¡ay ay ay!

v30075

[08:15] que le haces a la mari vir?

[08:15] jejej

[08:15] ;-)

v30294

[08:15] ay!! jajaja!! casi me meo de la risa!! no podiamos parar de reirnos las dos!!

[08:15] que impresión cuando la vi!!

v30075

[08:15] pero q os pasó?

[08:15] a quien?

v30294

[08:15] jaja!

v30075

[08:16] me lo vais a decir o me vais a dejar con la intriga?

v30294

[08:17] jajajaja!!

[08:18] pues que la mari vir se duchó por la mañana y como anduvo a oscuras para no despertar a los niños se vino sin peinarse, con el pelo todo enredado de secárselo con la toalla...parecía una loca! no veas que maralla traía! y así se vino en el autobús...decía que la gente la miraba raro y ella no sabía porque....pensaba que era por como camina por cosa de que le duele el lumbago...

v30075

[08:19] jajajajaj

v30294

[08:19] pero es que tenías que verla eh! El pelo todo mojado y un enredamiento que pa que!

v30075

[08:19] q me dices?!!!!!!!

[08:19] esta está tola!!!!!!!!!!!

[08:19] jajajajç

[08:19] y no le sacaste una foto?

v30294

[08:19] te juro que casi me meo

[08:19] no podía...

v30075

[08:19] y la foto?

[08:19] aun estaras a tiempo no?

[08:19] jajajaj

v30294

[08:19] estaba en mi silla agarrandome a la barriga de lo que me dolia de reirme

[08:19] no podía hacer foto

[08:20] no, le dejé un peine y ya se peinó al momento!

[08:20] se peinó en su sitio y luego fue al baño

[08:20] jajaja

v30075

[08:20] de verdad q es increible!!!

v30294

[08:20] ya no debía querer que la viesen así por el pasillo

v30075

[08:20] jjajajj

[08:20] ya pasó toda la verguenza en el bus...

[08:20] jajaja

v30294

[08:21] jaja

[08:21] en el bus no... porque no sabía porque la miraban...la verguenza la pasa ahora pensándolo!

[08:21] jajaja!

v30075

[08:21] estas cosas solo le pasan a ella

v30294

[08:21] está turuleta!!!

[08:21] :-)

v30075

[08:21] increible

[08:21] jajajaj

[08:21] ajajaj

v30294

[08:23] ya! es que yo fue entrar por la puerta y nada más verla ya le dije..."pero Virtu, qué te pasó en el pelo?" (y eso que estoy dormida) y ella como un rayo respondió..."ay que no me peine!"

[08:23] jaja!

v30075

[08:23] jajajaja

[08:23] jajaja

[08:23] en ese momento se acordó no?

[08:23] desde luego

[08:23] jajaja

[08:23] esta como una cabra

[08:23] vendrá calzada al menso no?

[08:23] jajaja

v30294

[08:24] ya no quiero mirar por debajo de la mesa porque seguro que viene en zapatillas!


domingo, 12 de septiembre de 2010

¿Acetona please?

Después de pasarme todo el verano de la Ceca para la Meca, este fin de semana, ¡¡por fin!!, me he quedado descansando en mi hogar, dulce hogar. Fin de semana sólo de chicas, sólo Laura y yo.


Y aunque en un principio tuve la tentación de limpiar las ventanas, pasé y me dediqué a otros menesteres. Concretamente a mi cuerpo.


Para ello tuve a mi esteticista, peluquera, masajista...particular: madame Laura.


Empezamos con unos masajes, con pies y manos y con cremita, mucha cremita....después del masaje parecía una trucha de lo escurridiza que estaba. Crema y más crema....Estoy hidratada hasta la próxima primavera.


Después hubo que arreglar los pelos, sin tijeras ni tintes de por medio, eh!. A ver, tampoco me apetecían cambios demasiado radicales, no? Fuera como fuera acabé con ¡¡32 horquillas!! de colores variados y tres coletas.... Menos mal que no tenía que coger ningún vuelo de inmediato, porque el peinado no era compatible con el detector de metales.


Y luego sesión de chapa y pintura.. Aquí la chapista se puso tan nerviosa que dijo que era mejor que me quitara las pestañas que le estorbaban un poco, lástima que hoy no llevara las postizas, ainssss.


Y al final las uñas, eso nos llevó parte de la tarde.... Tres horas para decidir color, poner, quitar, poner, quitar.... que allá por la sexta vez que nos pusimos el rojo decidimos quedarnos con ese. Bueno, en una mano, porque en la otra nos hemos decidido por un color champán...algo más discreto. En los pies no sé, no distingo muy bien, donde acaba la uña y empieza el dedo...uffff


Y hasta aquí lo que nos dio de sí este domingo. Laura disfrutó de lo lindo, yo tuve mi sesión de relax-peluquería que tanta falta me hacía, todo perfecto, pero resulta que mañana es lunes, y otra vez al tajo, y ¡¡¡ayyyyyyyy!!! que no me queda ni gota de acetona y esas que veis, son mis uñas. Pordios, pordios....


jueves, 2 de septiembre de 2010

De cumpleaños...


Debería haber nacido un 19 de agosto o eso decían las “cuentas”. Pero que entenderán estos pequeños garbanzos de cuentas, de lunas y de querer salir…y más éste, que de matemáticas entiende lo justo, igual que su padre (a ver, para que nos vamos a engañar ;-) )…

Y así nació Adrián, un dos de septiembre. Tal que hoy. Tal que su padre.

Y hoy vienen a mi mente los últimos días de aquella espera y me traen recuerdos, muy buenos recuerdos. Recuerdos que tienen que ver con una manta y con la amistad. Otra vez.

Me ingresaron en la quinta (a donde vamos todas) una semana antes de dar a luz y allí estaba ella. Loli. De Laxe. Una chica de tez super morena, super-embarazada (como si yo no lo estuviese, je je) y dale que te pego a las agujas de calcetar.

No os engaño si os digo que en esa semana nos dio tiempo a saber una de la otra como si nos conociéramos de toda la vida, compartimos habitación, compartimos baño, compartimos paseos, compartimos sentimientos…

Al final Adrián nació el 2 de septiembre y Simón el día 4, pero ambos tuvieron un regalo muy especial, de alguien, desconocido no, inesperado tal vez. Loli le regaló a Adri su manta azul, que aún conservo y Simón se llevo la mía verde.

Loli no es de estos mundos “virtuales”, por no tener no tiene ni móvil…así que todos los años por Navidad nos mandamos una carta “extensa” con una foto, para ponernos al día y de vez en cuando nos llamamos por teléfono…

Uff, hay que ver lo que unen las mantas eh!! Y el calor que dan, verdad??

Besos a mis niños, y feliz cumpleaños a los dos!! Al grande un buen tirón de orejas por llamarme egoísta. ¡Hala!

lunes, 9 de agosto de 2010

Mi padre: Gran Cazador de Moscas


Los domingos son los días perfectos para comer en familia. Un pulpito, una empanada, un churrasco o lo que se preste, acompañado de un buen vino, eso sí… Pero en las aldeas siempre habrá unos cuantos invitados a los que nadie habrá invitado (valga la redundancia) capaz de arruinarte el maravilloso día. Y esos invitados no miden más que un centímetro y son las asquerosas moscas.

Pero tenemos la gran suerte de contar, en nuestra familia con el mayor experto cazador de moscas, capaz de matar 7 al minuto (como el Sastrecillo Valiente), ¡y sin productos químicos!, que aquí somos muy ecologistas… Y esa persona no es otra que mi padre, el gran jefe cazador de moscas. Que trapo en mano, no deja una. Dice él que es cuestión de ponerse en el “ángulo muerto” y ¡zaca! golpe en seco. Lo malo es cuando se emociona, que no deja ni una mosca, ni cristalería, ni vajilla, ni nada….aquello parece un auténtico campo de batalla.

Ayer terminamos con 22 cuerpos muertos, 3 vasos rotos, un plato y una bombilla… Y porque el resto de moscas se retiraron a tiempo, que si no…que si no veía a mi madre hoy cenando en menaje de plástico y a la luz de las velas….

jueves, 15 de julio de 2010

De vacaciones en la playa


“Coge tu sombrero y póntelo

vamos a la playa, calienta el sol...”


Que llego el verano es todo un hecho, y aquí, en el segundo C, hay una personita que se toma muy en serio ese hecho. Porque ya pueden caer chuzos de punta o bajar las temperaturas 10 grados que la playa es lugar de culto, lugar sagrado.


Laura nunca había ido a la playa (bueno, vale, el año pasado una vez) y este año , oooohhhhh, descubrió que es lo que se escondía tras la balaustrada del paseo marítimo y le encantó. Le encanta bañarse en el agua fría (fría no, ¡¡helada!!) del Océano, y hacer castillos con esa arena de cantera, comérsela, enterrar tesoros y volverlos a encontrar, correr, observar las gaviotas-palomitas, enterrar hondo muy hondo todas las colillas que ve y matar todos los monstruos-algas con su pala y con su rastrillo.


Desde que se levanta hasta que se acuesta sueña con ir a la playa y no entiende de meteorología. Por eso, cuando hoy llegamos a la playa y nos encontramos con la playa vacía, con la arena todavía mojada del chaparrón anterior, los vigilantes en su caseta, le pareció lo más normal. Le faltó tiempo para tirar las chanclas y desnudarse y correr como una loca hacia el agua, toda para ella. Y yo detrás intentando convencerla: “Laura, noooooooo nooooo, en la ducha cariño, en la ducha llenamos el cubito y hacemos castillitos”.


Debimos armar el suficiente escándalo para que el vigilante saliera de su cómoda caseta y se instalara en su silla al más estilo David Hasselholff, colocara el banderín verde y pensara “se abre la playa, que ya está aquí, la Pamela y sus niños”.



En fin, que estoy de vacaciones, con mis niños, en la playa y en Coruña. Cosas que pasan.

miércoles, 30 de junio de 2010

De dónde le viene el arte a la garbillera...


Bueno, bueno, bueno... y diréis, ¿¿pero cómo es posible que tanto arte haya permanecido oculto durante tanto tiempo?? Menos risas..., que si no, no os lo cuento.

¿Os acordáis de aquellos tocadiscos de maleta que funcionaban con pilas de petaca? Bueno, bueno, que no soy tan vieja eh!! Tenéis mala memoria, no disimuléis, que no cuela,...os dejo una foto y ya vais recordando, atunicias.


Pues cuando mis padres emigraron a Inglaterra, en uno de sus viajes de vuelta tuvieron la brillante de idea de traer uno, junto con un montón de discos de vinilo. Por el tocadiscos no me preguntéis pero por los discos, ya sabéis que conservo “alguno” como oro en paño, para deleite de mis vecinos. Lo suelo poner mientras plancho y otros menesteres que no vienen al caso, ejem ejem. Por si no habéis pillado al artista del que hablo, deciros que es el inigualable Antonio Molina, del cual aunque no me creáis soy fan “number one”.


Y ya por aquel entonces y aprovechando que en casa no quedaba ni el gato, subía al cuarto, sacaba el tocadiscos del armario (que siempre estaba sin pilas) sacaba los discos del cajón y buscaba el “mío”, lo ponía, bajaba la aguja y con mis deditos lo hacía girar len-ta-men-te de forma que la música se escuchaba por toda la casa. Y yo, allí tirada en el suelo de madera acompañando a mi Antoñito con su “Soy minero y templé mi corazón con pico y barrena. Soy minero y con caña, vino y ron me quito las penas....”


Ayyy, qué tiempos!! Tanto ensayo...al final dió sus frutos.


viernes, 18 de junio de 2010

Cartas de amor



"Llevaros los libros que nosotros no leemos, se llenan de polvo. Hija, si quieres llévate lo que hay en esa caja de lata”. Me dijo mi suegra.

Se refería a los libros de mis cuñados, que con tanta pasión habían coleccionado y pequeños recuerdos, cosas sin gran valor material pero sentimentalmente...


Había unos aros de flamenca blancos, un mecherito antiguo en miniatura, un broche, un clip, dos palitos atados con un cordón y … ¡¡cientos!! de cartas, meticulosamente ordenadas por fechas y en sus correspondientes sobres.


Cartas de amor, escritas con y para el corazón. Todos los martes, de todas las semanas, durante años, una.


Leí una por una, ordenadamente. Las de ella me costó mucho porque la letra era imposible, había poemas, folios y folios. El día a día.


No había internet. No había ni siquiera teléfono. Pero allí estaba todo. El mejor regalo, el mejor regalo en una caja de lata. ¿Dejarlo en el olvido? Yo ya lo llevo en mi corazón y a vosotros os regalo dos, sólo dos, que he escogido al azar. Sin ordenar por fechas....


ELLA:

Está amaneciendo, qué paz refleja tu cara cuando duermes, ya casi es la hora de empezar un nuevo día y la verdad, reconozco que no me gusta nada madrugar; quizás sea esa la razón por la que tengo tan mal despertar. Te agradezco tanto que cada mañana me regales la primera mirada, sonrías y que me digas: buenos días, mi amor. Me encanta mirarte cuando me preparas el café, te preocupas tanto de lo mío que se te olvida y no te importa que el tuyo se te esté quedando frío. Siempre piensas antes en mi que en ti, siempre. No sabes cuanto te quiero. Necesito ese beso, ese beso tuyo de ayer, de hoy y de siempre, ese beso que me das cuando me marcho y cuando regreso, cuando llego a casa tarde, cansada y con problemas y tú me recibes con los abrazos abiertos. Me ayudas, me oyes, se disipan mis penas.

Hoy desperté al nacer el día, me gusta tanto mirarte. Tenías los ojos cerrados a la luz y la mente abierta a los sueños, sobre tu cuerpo desnudo mis manos parecían tener alas, se me escapaban, volaban hacía ti, te acaricié de los pies a la cabeza. No sabes cuanto te quiero. Hay veces que nos hacen falta las palabras para entendernos, nos basta con mirarnos. Si tengo frío, me arropas con tu mirada. Si tengo calor, me refrescas con tu respiración. Lo siento, lo presiento, somos almas gemelas....

ÉL:

Bueno, cariño aquí tienes mi carta, espero que sea uno de esos cactus de los que me hablas, porque en verdad, cada vez que recibo una de tus cartas y me pongo a leerla es como si tú me estuvieras hablando aquí a mi lado.

Acabo de subir de ver la película de la tele y me he puesto a escribirte como quedamos convenido, hoy no me he echado la siesta, pues no me encuentro cansado como otros días, acabo de volver a leer tus dos cartas, que he tenido hoy, y en verdad, actúan de forma maravillosa sobre mi, haciéndome sentir el hombre más feliz del mundo, de saberme amado por una mujer tan maravillosa como tú, te quiero con toda mi alma, como nadie he querido ni querré, porque como bien le pedimos aquel día a la estrella, espero seguir así, como ahora, contigo, toda la vida.

Estoy aquí, en mi habitación escribiéndote y oyendo a José Luis Perales, escuchando aquella canción tan maravillosa que aquella noche te susurré al oído.

Acabo de encender un cigarro, y otra vez te imagino aquí a mi lado, si fuera así que maravilloso sería para los dos, pero espero que pronto sea hecho realidad, pues como te he dicho, el domingo estaré junto a ti para abrazarte y besarte en toda la cara y que en nuestros abrazos, pues no habrá sólo uno, nos casque algún hueso a los dos. Necesito tus caricias que me parece imposible vivir sin ellas, creo que no sucederá nada improvisto y podré estar junto a ti, aunque solo sea unas horas que para mi serán suficientes para poder pasar otros pocos días de nuestra separación...


Hay historias de amor eternas. Esta puede ser una de ellas. A mi me gustaría creerlo.

jueves, 3 de junio de 2010

La abuela Isolina

No hay ni un sólo día de mi vida que pase sin que me acuerde de ella. De mi abuela.

Dentro de unos días se cumplirán algo más de dos décadas de su partida a esa preciosa y brillante estrella. Una estrella que me recuerda que sigue aquí, cerca de nosotros, a pesar del tiempo.


¡Cuántas cosas me enseñaste abuela, cuántas...! a pesar de que tú ni tan siquiera sabías leer ni escribir. Me enseñaste el valor de las pequeñas cosas. Ver el mundo a través de la lente pequeña y apreciar los pequeños detalles, detalles como sentir que estamos vivos, decirle a alguien que le queremos y expresarlo con un gesto, apreciar el aroma a hierba seca, a verano, saborear un café de puchero al lado de una lumbre, el placer de escuchar a otro, de cantar, de sonreír, darlo todo por otro, la familia, levantarse con el canto del gallo al amanecer, respetar la naturaleza, la amistad, el compartir, las risas, ….tantas y tantas cosas.


Y cierto es que un niño es fácil de impresionar pero mi abuela me tenía totalmente impresionada, fascinada, sobre todo cuando sin utilizar ningún tipo de herramienta apartaba las brasas incandescentes del fuego o cuando arrancaba las ortigas que iban creciendo en las partes más sombrías alrededor de la casa, con sus manos. O cuando de repente yo dejaba caer un pollito y quedaba desplomado y ella lo cogía con sus manos, soplaba y el pollito volvía a revivir. O cuando, al mediodía, mientras todos dormían la siesta, yo me asomaba a la escalera y la veía peinarse su larga melena, negra, sin una sola cana, preciosa y que luego mantenía oculta debajo de aquellos pañuelos meticulosamente atados en la nuca. Me fascinaba.


Mi abuela también me enseñó hacer quesos. Todos los días hacíamos quesos. Ella los suyos y yo los míos, del tamaño de mis puños. Una vez al mes se iba a la feria y se vendían, ¡qué ilusión me hacía! Nunca más volví hacer quesos.


Cuando me vine para Coruña con mis padres, fue a quien más eché de menos, a mi abueliña, a mi mamaiña. Mi madre me daba un duro todas las semanas para chuches. Bueno eso es lo que mi madre pensaba porque yo los fui ahorrando y cuando creí que tenía suficientes se los llevé a mi abuela y le dije “para que te compres un pisiño como el de mamá, allí a mi lado”. Nada me hubiera gustado más que tenerla a mi lado. Pero no pudo ser. Ella pertenecía al campo y yo ahora no sobreviviría allí, me hice muy “urbanita”.


Mi abuela era especial, como todas las abuelas, pero la mía además tenía una debilidad.... le encantaban los lacasitos. Y encima yo nunca le dije lo que eran, siempre le decía que eran pastillas para la tos y siempre me decía “Mariña, si vienes el próximo fin de semana a ver si me traes las pastillas de la tos que en la farmacia de Sobrado las hay de un sólo color pero no te son tan buenas”. ¿Y yo? Mandadita, mandadita.


Un beso, abuela.

lunes, 24 de mayo de 2010

De concierto

Si hace años me llegan a decir que iba a ir a un concierto de Alejandro Sanz, les diría que dejaran de tomar sustancias "alucinógenas". Que sería más probable que me tocara la lotería o el euromillón. Pero debe ser que la estadística tampoco se me da muy bien, porque este viernes, mis pies junto con mis recién estrenadas bambas me arrastraron hasta el Coliseum, para "tragarme" todo el repertorio del susodicho.

A veces no manda la cabeza, manda el corazón. Y fíjate si es caprichoso el musculito en cuestión que me ha pedido ir a ver a Alejandro Sanz. Y no, no me he podido negar. Y disfruté, ¡vaya sí disfruté!, de tu carita, de su sonrisa y de su mirada, de la compañía...de muchas cosas. Disfruté viendo disfrutar. Y eso, mis queridos amigos, no se paga con nada.

¿Repetir? Hombre, a ver... ¡¡si ya tengo el "corazón partío" con esa ¿voz?!! Las letras enamoran pero esa voz... como que no me acaba de convencer. Pero sí, contigo volvería siempre, tú lo sabes.

Pero os juro que la próxima vez no estreno bambas, porque hay que ver los pies más delicados que tengo... menudas ampollas me he hecho, como si hiciera el camino de Santiago ida y vuelta (sí, exagero, pero no estoy muy lejos). No nací para geisha, en todo caso para luchador de sumo, que van descalcitos siempre...

Sin que sirva de precedente os dejo con Alejandro, con una canción, que todo hay que decirlo, me encanta...


jueves, 29 de abril de 2010

¿Ir al baño? Ni loca

Los que me conocéis, ya sabéis que últimamente no tengo tiempo para nada, casi ni para ir al baño.

Me levanto a las 7, con el tiempo muy justo, una ducha rápida y corriendo me voy para no perder el bus.

Lo primero que hago al llegar a la oficina, es prepararme un café con leche que tomó acompañado de unas galletas. Es mi desayuno, y lo tomo ya, con la nariz pegada a la pantalla del ordenador.

El ritmo de trabajo de un tiempo a esta parte es estresante, frenético... Tenemos, sí o sí, que tener todo listo antes de julio. Un imposible. Pero mi compa y yo, lo intentaremos. Sabemos que nos jugamos el puesto de trabajo. Nos han "sugerido" que nos traigamos el trabajo para casa, pero da la casualidad de que mi sueldo, congelado desde hace 10 años, no da para el pago de una asistenta o niñera, así que va ser que no, que para casa me traigo como mucho la vejiga llena. Porque veréis, últimamente no me levanto de mi silla desde las 8 hasta las 15:00, ni para mear...y claro, llego a casa, pues dobladita y rezando para no encontrarme ningún grifo abierto,pssssss, ya sabéis.

Pero creo que ya he encontrado la solución...



Que me instalen este baño al lado de mi mesa. Opaco por fuera y por dentro transparente. Así me da tiempo de ir al baño mientras veo como se ejecuta mi programa en la pantalla.

Para mi jefe, he pensado en este otro, porque todos sabemos que los pies en la tierra no los tiene....




¿No me digáis que no está currado este suelo? Yo antes de entrar, me lo pensaría... ¿y vosotros? ¿os atreveríais a utilizar cualquiera de estos baños?

domingo, 25 de abril de 2010

Para el arrastre...


Lo que prometía ser una tranquila jornada campestre, incluyendo tortillas, lacón asado y rosquillas caseras terminó como una vuelta a la infancia...

Y no, yo ya no estoy para esos trotes. Falta total de entrenamiento.

El grupo scout San Jorge 33 tuvo la brillante idea de celebrar el día de San Jorge en el parque forestal Monticaño. La idea era juntar a padres e hijos y pasar el día en el campo, cada uno se encargaría de una parte de la comida. A nosotros, los lobatos, nos tocó el postre.

Pero de lo que nadie nos avisó es que estaríamos todo el día jugando al brilé, a la petanca, a la llave, a la peonza, a saltar a la comba, saltar a la goma, al pañuelo, a la mariola y no sigo, que me duele todo...

Para el arrastre estoy... y encima me tomé un café, por aquello de espabilar, que me tuvo toda la noche en vilo. Dió la una, las dos, las tres....de la mañana y yo con ojos de lechuza, sólo me faltaba decir lo de uh uh!. Si es que ya me parecía a mi raro, que la cucharilla se quedara tiesa en el medio del vaso, aquello no podía ser café, era concentrado de café, seguro, seguro que había que rebajarlo con algo....

Me duele todo, desde el dedo meñique hasta los pelillos del entrecejo. AHHHH.

Aún así, me arrastraré para irme a tomar un café con mis amigas. Mi bálsamo.

viernes, 16 de abril de 2010

Asqueroso


Que no, que yo tampoco encuentro ningún adjetivo calificativo que pueda describir lo que aparece AQUÍ.

A ver en el diccionario....


sinvergüenza.

2. adj. Dicho de una persona: Que comete actos ilegales en provecho propio, o que incurre en inmoralidades

Uffff, mucho más que eso.


asqueroso, sa.

4. adj. Que causa repulsión moral o física. U. t. c. s. U. m. c. insulto.

Se acerca un poquito


víbora.

2. f. Persona con malas intenciones.

Se acerca bastante


buitre.

2. m. Persona que se ceba en la desgracia de otro.

Esta es casi perfecta


manipulador

3. adj Que interviene con medios hábiles y, a veces, arteros, en la política, en el mercado, en la información, etc., con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares.

También.


indecoroso, sa.

1. adj. Que carece de decoro, o lo ofende.

Más, mucho más que eso


inhumano, na.

1. adj. Falto de humanidad.

Humanidad es un traje que les queda muy grande.


arpía.

2. f. coloq. Persona codiciosa que con arte o maña saca cuanto puede.

No me cabe la menor duda, hasta los ojos te sacarían


….

No encuentro nada, pero sabéis que os digo, ¡que se vayan a la mierda!

...y ahora un paseíto por aquí, por allí, por allá, y por más allá...¿Quieres más? Tranquilo, que habrá más, y mete bien el rabo entre las piernas.

domingo, 11 de abril de 2010

Un árbol muy especial...

... para un peque super-especial.

Tu mensaje no pudo ser más claro: "tras esas nubes grises siempre estará un sol brillante": TÚ

Ya no me quedan palabras para expresar todo lo que siento. Te quiero, os queremos.

Aquí estaremos por siempre, para siempre.

Un beso para el cielo.



viernes, 2 de abril de 2010

Cumpeañosssssss feiizzzzzz!


Pues sí, tenemos a Laura de cumpleaños. Tres añitos hace que llegó a nuestras vidas este "chicho terremoto".

Cuando nuestras esperanzas estaban perdidas, después de buscarla durante tres años, ¡zas! allí estaba, entre mis brazos...la niña más preciosa de este mundo, mi Laurita.

A veces me saca un poco de mis casillas con sus trastadas pero cuando me da esos besitos dulces como la miel, esos abrazos de oso y me dice "te ero mami". Me derrito. No soy nada, lo soy todo.

Y ese carácter que tiene, ¿de dónde habrá salido? Me encanta cuando pone esos bracitos en jarra y me suelta lo de "si queres bien y si no tamen". Es muy independiente, a veces demasiado. Todo lo quiere hacer ella solita.

Ahora empezó con la etapa del "Por qué". Un poco desesperante, porque hay cosas que no tienen un por qué. A veces se contesta ella sola: "po qué?, poque sí".

Y si hay algo que define a Laura y mucho es su carácter alegre. Aunque rabuda también es un rato largo..

Te quiero mucho mi niña. ¡¡Feliz cumpleaños!!

martes, 30 de marzo de 2010

En silencio, con tu luz

Cada noche en el cielo,
dibujo estrellas para ti.
para que brillen
en tu noche y en tu cielo
cargaditas de un poquito de mí.

Cada noche le pido al cielo,
bajo una luna clara complaciente
mientras brisas y nubes
surcan mi cielo,
que en tu sueños
me quieras a mí,
como cada minuto del día
te quiero yo a ti.

Cada noche en el cielo,
dibujo mil sueños,
mil besos y mil caricias.
mil palabras bonitas,
mil pétalos de flores
que con sus colores
forman guirnaldas para ti.

Cada noche dibujo en el cielo
mil y una estrellas
con la Luz de tu sonrisa,
con la Luz de tu mirada
con el amor que dejaste
en mi alma.
y que a trocitos
voy dejando en mi cielo
para que brillen
como mil y una estrellas
para ti.

jueves, 25 de marzo de 2010

Y por fin....unas minivacaciones

¡¡Vaya par de semanas me he pasado!! Yo creo que se me están achinando hasta los ojos...trabajo, trabajo y más trabajo.

Muchas cosas que contar pero sin tiempo para contarlas: el festival de la canción scout, cenitas con las amigas, cenorras con los "apañeros", trabajo, trabajo y más trabajo.

Y cada vez que me he puesto con intención de sentarme y darle a la tecla en este segundo hogar, aparece Laura "Porqué", o Adri "JruñeQJruñe" o David "ZZZzzz" y ¡hala! la casa sin atender.

Mañana empiezan mis vacaciones, y me voy. Ya sabéis a donde. A casa de mis suegros. Nos vamos todos, quise decir. Excepto el despertador y este cacharro. Desconecto. Lo necesito. Sobre todo porque esta última temporada no he visto otra cosa que la pantalla del ordenador: mañana, tarde, noche, madrugada..

Pero os voy a echar de menos, y mucho... Así que si alguien se anima, me lo llevo...entre las sillas de los niños me coge uno, en el maletero otro, y creo que en la guantera, podría ir alguien pequeño y con habilidades contorsionistas. Es lo bueno de tener un micro-volumen...

Hasta pronto amigos, nos leemos después de Semana Santa, voy a preparar las maletas y a cenar. Hoy ha cocinado mi maridito, el "artista", ¡¡fijaos!! lo que se puede hacer con la carne del asado del día anterior....no preguntéis, secreto del cocinero.

¡¡Bon appétit!!

miércoles, 3 de marzo de 2010

Un desastre. Horrible


Y nadie me dijo que iba ser fácil, pero hay días que se me hace cuesta arriba.

Me refiero al hecho de ser madre.

Ayer Adri volvió del cole con una nota en su libreta de matemáticas. Una nota que iba dirigida a mi y que decía lo siguiente: "Observe lo que hizo su hijo durante mi ausencia. ESTO NO SE PUEDE PERMITIR. Las normas fueron establecidas en septiembre y esté quien esté, se deben cumplir".

Me digo: "Virtu respira hondo", y me pongo a repasar lo que hizo Adri durante los dos meses que su profesora estuvo de baja. En todas las hojas había una anotación en letra grande y subrayado: "Un desastre. Horrible"

¿Un desastre? ¿horrible? Pues sí, Adri se olvidó de subrayar todos los enunciados de los problemas, de colocar los números alineados, de escribir recto sin salirse de la cuadrícula, de pegar las fichas de problemas por el lateral izquierdo en vez de por el derecho, de dejar espacios en blanco, etc, etc. Realmente un desastre. Lo menos importante, viendo todo esto, es que los problemas estuvieran bien resueltos.

Y ayer fue lunes, y cómo todos los lunes desde Navidades, tocaba psicólogo. Porque Adri es un niño "raro". Sí, raro, porque nunca sabes lo que le pasa, porque nunca jamás hemos encontrado nada que le suscitara gran interés ni que le motivara. Porque es un niño que pasa de sentir una gran euforia a sentirse triste y apático. Porque en el colegio nunca demostró gran interés ni motivación y nunca sacó buenas notas, al contrario. Y así un largo etc. Siempre actué con mucha mano dura, no cediendo nunca, hasta que harta de escuchar lo de "espere a ver" por parte de sus profesores, he tirado la toalla y he dicho o él o yo. Y ha sido él. Diagnóstico: déficit de atención. Un problema que el psicólogo está intentando solucionar y que me ha adelantado que quizás necesite algún tipo de medicación.

Y ayer lunes, fuimos al psicólogo y nos llevamos la libreta de matemáticas. Y en su despacho, mientras Adri hacía su tarea en la sala de al lado me ha dicho: "ESTO ES UNA ABERRACIÓN". Así, en mayúsculas. Claro, motivación, lo que se dice motivación, para el niño no ha sido.

Y hoy otra nota del colegio, en sobre y en papel oficial. Nos ha citado urgentemente para hablar de la evolución académica de mi hijo...y a mi ya me tiemblan las piernas, porque estoy segura que en vez de evolución quería decir "involución".

Vamos, que sí, que necesito esa cena y ya. Y te necesito a ti, sí a ti, para olvidarme de todo esto.

miércoles, 24 de febrero de 2010

La misteriosa desaparición de "mis" cucharas



Tenía yo doce hermosas cucharas con su mango rojo, a juego con otros tantos tenedores, cuchillos y cucharillas. Y digo tenía, porque ayer noche, cuando nos disponíamos a cenar una rica y caliente sopa, me topé con sólo tres cucharas en el cajón.


Y ya se sabe, me he pasado el resto de la noche buscando culpables y buscando las cucharas, que no han aparecido.


El primer interrogatorio lo pasó Laura, que es muy dada a guardarlo todo en su caja de secretos. Pero en dicha caja me he encontrado el peine que llevaba un mes desaparecido, unos cromos de Adri y unas llaves que no sé de dónde han salido. Ni rastro de las cucharas.


El siguiente en ser interrogado ha sido mi compañero de almohada. Que como siempre, se ha puesto a la defensiva y me ha dicho que no tiene ni idea de dónde pueden estar metidas “mis” cucharas. Ahora son “mis” y no “nuestras” cucharas. Ya verás, ya, te veo sorbiendo la sopa directamente del plato el resto de nuestra convivencia, majete.


A Adri ya no le he preguntado, porque las cucharas en principio no son lo suficientemente pequeñas como para haberlas confundido con un juego de la Nintendo… Si hubiera tenido dieciséis años hubiera sido el primero en ser interrogado pero a día de hoy, se salvó.


Lo siguiente es buscar en mi bolso, por ahí puedes encontrarte de todo…pero nada, ni rastro de cucharas, pero han aparecido miles de cosas que daba por perdidas.


Al final el misterio de las cucharas ha quedado sin resolver, la sopa fría y tomada a turnos…Me sigo preguntando a dónde habrán ido a parar todas las cucharas. Si se os ocurre algo, ya sabéis…Y si encontráis por ahí alguna cuchara perdida, indicarle el camino de vuelta a casa.

miércoles, 10 de febrero de 2010

A mi niño Diego


Se queres que brile a lúa
Pecha os ollos meu amor
Que mentres os tes abertos

A lúa pensa que hai sol.

Nin pola prata da lúa
Nin polo ouro do sol

Non te deixo meu meniño

Non te deixo meu amor.


Eu tamén choro,
eu tamén choro,
cando non me alumean,
meu ben
eses teus ollos.



Mami te llama peque. Un peque tierno y dulce. Pero ¿sabes Diego? Tú de peque no tienes nada. Tú eres grande, muy grande.

Grande como el aire y grande como esa suave brisa que susurra al oído y acaricia el corazón.
Grande como el océano que nos guía al fin del mundo.
Grande como los rayos de sol que se cuelan timídamente por mi ventana.
Grande como la luna llena y como un cielo estrellado.
Grande como el Everest. Inmenso como el baobab...

Porque tú, Diego, eres la estrella más grande del universo. La que más brilla del firmamento. Imposible perderte, imposible olvidarte.

Un día, hace hoy cinco años, quisiste bajar del cielo y les regalaste, a los que han tenido la suerte de conocerte, cuatro años de risas, cuatro años de ilusiones, cuatro años de alegrías, cuatro años de juegos, cuatro años de palabras, cuatro años de emociones, cuatro años de sueños, cuatro años de dulzura infinita, cuatro años de caricias, cuatro años de besos, cuatro años de abrazos, cuatro años de "tequieros"....

Lo que daría yo por un segundo de esos cuatro años, uno sólo para mi. Una sóla mirada, una sóla sonrisa, un sólo beso... uno sólo. No ha podido ser. A cambio te he conocido de esta forma tan especial, te he aprendido a querer, y he aprendido a echarte de menos también. Y sé, que estás siempre: al amanecer, al anochecer, en mis sueños y en mi vida. Te llevo en el corazón, mi niño. Por siempre, para siempre.

Feliz cumpleaños allí donde estés.

martes, 2 de febrero de 2010

afad adfa tqr"%$&//"""!!t rywy mncv trt1!!!!!&&"·$


Sapos y culebras por la boca me salen hoy.

Si alguien encuentra un pitufo gruñón debajo de un puente, no se preocupen, es mi querido y adorado hijo. Hoy me ha dicho que no me soportaba más y que se iba a fugar de casa. Abriéndole la puerta de la calle sólo le he facilitado la tarea y a mi, ahorrarme un disgusto. Me ha dicho que no le daba la gana de esforzarse más en sus estudios, que no le daba la gana de cambiar y que yo era peor que él, que me paso todo el día echada en el sofá, que soy una holgazana, etc, etc.. Hoy se ha ganado a pulso el bofetón y ahora que vengan a buscarme y que me metan en la cárcel. Casi será un alivio.

Por cierto, ¿os acordáis de mis preciosos baños recién reformados? Pues Laura ha decidido redecorarlos, ¿cómo? Con endurecedor de uñas. Ha llegado con el frasco recién comprado, vacío completamente y me ha dicho: ¿mami, me pintas? Pues sí, la he pintado, el culo de morado. Y también, que vengan a buscarme, que ya son dos causas.

Mi querido esposo me ha subido los cuatro kilos de patatas y me las ha plantificado en el medio y medio de la cocina. No sé si espera que le salgan las raicillas esas y ellas solas se metan en el cesto de las patatas o que el cesto venga y se las lleve o que ellas sólas se pelen, se frían o se cuezan y la bolsa se encaje en el cubo de la basura... Luego ha querido rematarla preparando macedonia de fruta, utilizando un cuchillo para pelar la manzana, otro para la pera, otro para el plátano y otro para las naranjas, y de las tablas y cuencos ni te cuento... Aquello parecía el día de la matanza, sólo faltaba el cerdo muerto, candidatos no me faltan. Ya van tres causas.

En mi trabajo se han vuelto locos. Otra explicación no puede tener, que de golpe y porrazo te quiten y eliminen de un plumazo el trabajo realizado durante los últimos trece años y te digan: “haga usted lo mismo con esta herramienta, con este otro sistema operativo y con este otro lenguaje de programación. Tiene usted un mes para hacerlo. Búsquese la vida”. Con lo de “búsquese la vida”, supongo que se referirá a ponerse en una esquina, con minifalda, escote “tieneustedpelosenelpecho?” y aire de bolso, bolso va, bolso viene. Ya me entienden, no? Que estoy jodida, porque al gerundio va ser que ni tiempo tengo....

Pues nada, que no sé si traspasar, vender o alquilar éste, mi hogar virtual, o cerrar puertas y ventanas y esperar que pase la tormenta. Como el sector inmobiliario, sea real o virtual no está muy allá, me da a mi que voy a quedarme con la última opción, aunque de vez en cuando asome la cabeza. ¿O no?