Feeds RSS
Feeds RSS

jueves, 28 de octubre de 2010

Titajú: "lo esencial es invisible a los ojos"


Fue Rozío la que me inició, por así decirlo, en este mundo de los blogs y es a ella, a quién tengo que agradecer ese empujón que me hizo entrar en este mundo “virtual” ( que me río yo con lo de virtual igual a “no real”). Aquí todo es real, auténtico, sincero, lleno de sentimientos….


Una vez ya en este mundo, lo que se supone que debe hacer uno es “hablar” y “hablar”. ¿De qué? Pues de lo que te venga en gana, que para eso es tu mundo, tu casa..


Pero lo cierto es que cuando hablas, cuando estableces esa “conversación”, es bueno que exista un receptor, que te escuche, que te entienda, que te conteste… Y eso es lo que a mi me faltaba y que veía que ocurría en otras “casas” en las que me iba colando de puntillas.


Y encontré una “casa” espectacular, en la que realmente me encontré tan a gusto como en la mía propia. La casa era amplia y acogedora. Siempre me llamó la atención la cocina, me la imaginaba con grandes alacenas, repletas con muchos cacharros perfectamente colocados, con una gran encimera y el horno siempre encendido, calor siempre. Y ¿la dueña? Pues la dueña siempre estaba dispuesta a darse un baño de espuma e invitarte a hacer lo mismo. Miles de sales minerales de múltiples fragancias decoraban aquel baño, algo que me atraía irremediablemente. Yo mientras tanto observaba y observaba, sin atreverme a dar el gran paso de sumergirme en aquella agua llena de espuma relajante.


Y fue un día cuando decidí tabicar mi casa, porque me encontraba sola y ya estaba dispuesta a colocar el primer ladrillo cuando apareció ella y me “habló”. Fue su primer comentario, el primero de muchos y en aquel preciso momento tiré con el ladrillo. Ya no quería tabicar mi casa, quería seguir en ella, ya no estaba sola. No te puedes imaginar la ilusión que me hizo aquella visita inesperada. Ahora sabía que todo esfuerzo por recuperar mi casa ya no sería en balde. Adecenté mi casa todo lo que pude para que ella se sintiese a gusto también y volviese. Y volvió. Yo fui a su casa y por fin, me atreví a sumergirme en su baño de espuma.


Conocí a más gente en su casa, que luego vino a la mía. Otras visitas pasaron por mi casa, las menos, que también las llevé a su casa. Tú que me lees, sabes que es cierto. Quizás si no fuera por ella jamás estarías aquí hoy leyéndome.


Y atravesamos la frontera de lo virtual, y nos conocimos en “realidad”. Comprobé que mi imaginación no me había fallado. La persona que acababa de conocer personalmente era tal y como yo me la imaginaba. Y me gustó.


Mujer sencilla, luchadora y de fuerte carácter. Fiel a sus principios, a su palabra. Sin medias tintas. Comprometida siempre con las buenas causas y con los suyos. Capaz de sacar los dientes por ti y por mí. La mejor de las anfitrionas, la mejor de las amigas. Porque ella es mi más mejor amiga. Ella es Ju.


Y ayer, en mi visita diaria, me la encontré tabicando su casa. Nuestra casa ya. Comprenderéis que me ha dolido y mucho. Porque esa casa significa mucho para mí, son como mis raíces. Mi casa puede seguir viva sin la suya pero ahora necesitará mucha más agua, ahora está media muerta, como una flor en un jarrón. No soy quién para decirle que no la tabique, que no tire todas esas cosas que compartimos por la borda, pero no puedo evitarlo. Sé que contaré con su persona mientras viva, pero también necesito que sigas en ese mundo, en el virtual. Sigue Ju, como tú sabes, más pausada pero sigue. Si quieres un cambio, yo te ayudo a redecorarla. Te ayudamos todos, tú lo sabes. Te aprecio mucho, eso también lo sabes.

12 comentarios:

Titajú dijo...

Ahora estoy sola; ahora grito al aire y no hay eco aquí, en mi casa real. ¿Real? ¿qué es real, el mundo de cerveza, sofá y tv, o el de las risas, el cariño, el apoyo? Opté hace mucho tiempo por otro mundo, por mi mundo paralelo.
Cuando decidí cerrar mi casa, nuestra casa, en ningún momento pensé en dejar de entrar aquí. Ni aquí, ni allí, porque tú y otras como tú sois la la parte que me faltaba durante muchos años. Con vosotras estoy completa, feliz, y encantada.
Pero no tengo nada de qué hablar; ya todo me parece aburrido.
Hoy he recibido un regalo de la chica de San Petersburgo; me ha mandado un calendario de 2011
con fotos de la ciudad. En otro momento, en otra vida, me habría faltado tiempo para poner un post,pero ahora no me sale. No sé enfocarlo, las palabras no parecen tener sentido.
Te quiero, Virtu. Eres, con mucho, de las mejores personas que he conocido en mi vida.
Y siempre me tendrás en cualquier parte, eso ya lo sabes.
Te quiero y siempre te querré.

Vane dijo...

:), :)......jo que bonito ju, jooooo, que bonito Virtu.....bikos

Virtu dijo...

Yo también te quiero Ju, mucho mucho...y a Vane, y a todas las demás.
Y ya verás como vuelve el eco, quizás haya ido muy lejos a rebotar pero volverá.Yo esperaré lo que haga falta.

Un besote mi querida gran amiga...

Sarcay dijo...

Ves como sois increibles.... De casa en casa fuisteis forjando una amistad, amistad sincera y fuerte. Eso nunca lo perdereis, aunque Ju tabique su casa. Siempre os tendreis.
Es precioso chicas, quererse así es de lo mejor que puede haber en la vida.
A disfrutar de lo que os une, con o sin casa virtual.
Biquiños

Mónica dijo...

SENTIMENTALOIDES!!!!!!! Hay que ser más duras.....(Uffffff!!!!!Que no se me note que casi lloro). De todas, yo creo que Virtu es la que más pone en el asador, la que más se involucra, la que más...más...más todo. Por ello es, a su vez, la que más sufre por todas nosotras(y espero no ofender a las demás)."Es que Virtu está hecha de una madera que ya no se fabrica".
Y seguro que a Ju, después de un descanso, le vuelve a entrar el gusanillo,y vuelve a deleitarnos con sus post. Un beso chicas

Virtu dijo...

Moni, aquí todo el mundo pone su granito y granito a granito se hace el granero....no, no soy la que más, soy una más, como tú.
Yo creo que lo que saturó a Ju fueron esos posts del crucero, es que yo desde el penúltimo se me quitaron las ganas también....son muy muy pesados esos posts, dan mucho curre.

Sonia, tú ya estás en mi casa, ya no te puedes escapar....

Matapollos dijo...

Qué bonito, Virtu. Qué buenos sentimientos y qué forma tan bonita de expresarlos... si hasta yo me estoy poniendo cebollona... y creí que ya se me había olvidado llorar.
Yo digo que esto se cura bebiendo y cantando.

Virtu dijo...

Di que sí Matapollos! Cantando y comiendo (nos pega más que bebiendo)

¿te animas?

Matapollos dijo...

Virtu, si sólo soy un alma en pena ¿cómo me voy a animar?

Decía lo del bebercio porque doña Moni me lo recordó con lo del gusanillo, por el tequila, que hace milagros y una vez al año no hace daño...
En fin, no me hagas caso...

PMM dijo...

Virtu, ya te dije en una ocasión que me dejabas alucinada. Hoy es hora de volver a repetirlo.

conchi dijo...

Que entrada mas bonita....seguid así las dos, no cambieis..Muacks

rozio dijo...

A mi me encantan mis vecinos del 2ºC y los baños de sales minerales... y muchas veces adecento mi hogar por ellos.

Así que contad con mi ayuda para seguir con nuestro mundo real-virtual. Mi casa necesita de vuestros ladrillos.