Feeds RSS
Feeds RSS

domingo, 4 de octubre de 2009

El canario de Adri

Esta semana ha sido especialmente estresante, sobre todo en el trabajo.

Después de dos fines de semana seguidos de fiesta, el cuerpo las paga. Así que estas últimas noches, después de acostar a los niños, recoger todo, dejar la ropa preparada para mañana, la comida hecha..., lo único que me apetecía hacer era planchar sofá. Y yo que soy muy mandadita y siempre hago lo que mi cuerpo me pide, así lo hice.

Para Adri esta semana también ha sido dura. Por dos razones.

Nos han robado las bicicletas del garaje, la suya y la de su padre. La suya se la habíamos comprado por su cumple, es decir, hace un mes. Y la de su padre que tenía más valor sentimental que valor monetario, pues era la bicicleta de su hermano y que guardaba como un gran recuerdo. Hemos puesto denuncia pero con pocas esperanzas de que aparezca ninguna de las dos.

Y la otra razón: se le han muerto 4 pájaros a Adri y eso sí que ha sido un trauma. Un fallo en el dispensador de agua los dejó sin agua durante la semana y esa pudo ser la razón. Los diamantes aguantan situaciones difíciles y de los ocho que había, se ha muerto uno. Pero de los cuatro pájaros, el que más le dolió fue la canaria. Y ayer lloraba desconsoladamente, lágrimas y más lágrimas. Y me decía: “mami, mami, ¿¿¿tú sabes lo que le va pasar ahora al canario??? Yo ya lo sé....”

¿Qué le va pasar Adri?- le dije yo – ahora ya tienen agua y le dejamos los depósitos individuales por si acaso...y además, aún quedan muchos pájaros en la jaula.

“Mami, tú no entiendes nada, ahora va a estar llamando todo el día y toda la noche (pipipí - pipipí) a SU canaria y ella no vendrá, porque ya no nunca más estará...”

Uyyyy, me había olvidado de que sus pajaritos también tenían sentimientos....¡gran fallo!

Menos mal que entre su padre y yo lo fuimos calmando y aunque juré que nunca más compraría más bichos, hemos decidido que esta semana le tendremos que buscar nueva pareja a su canario.

9 comentarios:

Eduardo dijo...

Cómprale una tortuga, estas aunque las dejes sin comida se ponen a hibernar y hala, a esperar que vengan mejores tiempos.

Diego tiene una pero no le hace ni puñetero caso (le gusta más a Pablo) y aunque son reptiles no parecen nada bobos. Esta nos conoce y ya sabe como pedirnos comida cuando pasamos por delante (monta una marimba en el acuario de cuidado). Y extrañan mucho, cuando cambiamos el acuario de sitio se queda unos días como flipada la pobre.

Lamento lo de las bicis pero en los garajes es bastante habitual, es algo relativamente fácil de mangar. Yo las de la familia las tengo en el trastero que aunque están menos accesibles por lo menos están más seguras.

Vane dijo...

Apoyo lo que dice Edu, Diego tenía peces y torugas, y el pez tambien se nos murio, pero la tortuga sigue ahí, al pie del cañón...pero claro, la compañía a la canaria no será la misma...besitos de duende

Rose dijo...

Ni lo dudes,Virtu,cómprale la canaria al rapaz que la vida ye muy dura pa que el probe crío esté sufriendo una pérdida tan jovencito.
Mi niña tiene peces, se le murieron dos el año pasado y están "en el cielo de los peces" según ella y sus cábalas de cuatro años.

Matapollos dijo...

Con el nick que tengo yo, no debería estar aquí, pero... es que me da mucha pena lo del pajarito y el chavalín; aunque si de verdad quiere ser granjero tendrá que aprender a hacerse fuerte.
Como dice Rose, cómprale ya otra canaria (o dos).

Mónica dijo...

Por Dios Virtu,no me dejes el canario sin canaria...que te pesará si realmente pasa la noche llamando a su amada...
Lo de las bicis,pura pena,sobre todo la de tu marido,que tenía otro valor que no el monetario.Y no quiero ser meiga pero esas ya no aparecen(si acaso en algún mercadillo...)Un abrazo

MARIETA dijo...

Mi padre tiene un mogollón de canarios y requieren atenderlos casi a diario.... Voto por la tortuga!!
Salñudiños....

PMM dijo...

Pues sí, cómprale al niño un canario que acompañe al otro sin dudarlo, porque las tortugas huelen fatal.

Eduardo dijo...

Bueno, las tortugas huelen fatal si no les cambias el agua. Y eso hay que hacerlo cada 4 o 5 días.

De todas formas yo también pensé que eran más limpias y teniendo en cuenta que es muy probable que viva más que tú... pues a aguantar el bicho toda la vida.

Ahora entiendo porqué hay tantas tortugas en algunos parques públicos. Lo que no sé es como le explicas a los niños eso de que "la tortuga se escapó", no suena muy creíble.

Peor es el caso de Belén que tenía un pollo de mascota, cuando creció lo llevaron a la aldea donde hicieron un maravilloso guiso con él. Cuando preguntó por el pollo le dijeron lo típico de que "se escapo" o "se murió de viejo", mientras le daban a rilar la pechuga del pobre bicho.

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

¡¡Que putada!! pobrecillo