Feeds RSS
Feeds RSS

martes, 12 de febrero de 2008

Por fin...



Por fin Adri y yo hemos acabado el "palo de lluvia". Un regalo muy especial para una personita muy especial, para Uxia.
Para quien no sepa qué es un palo de lluvia, decir que es un instrumento musical compuesto por un tubo de cartón (los originales son hechos con un tronco de cactus o una caña de bambú), en cuyo interior se clavan clavos, formando una espiral que se extiende a todo lo largo. El tubo se rellena de semillas (nosotros echamos arroz y algún que otro garbanzo) y se cierra en sus dos extremos.
Cuando el tubo se inclina suavemente las semillas caen y su golpeteo con los clavos produce un sonido que semeja la lluvia.
Los hay de muchos tamaños, con longitudes desde varios centímetros hasta más de un metro.
Es un instrumento de origen americano.

4 comentarios:

Ventorrillo dijo...

¡Qué tal Virtu! También tuve yo a Martín un poquitín pachucho.En realidad es que el otro día me pedí un café con leche en un bar y se lo bebió todo con un par de magdalenas, y claro, con 2 añitos y medio que tiene estuvo de fiesta hasta las tantas. En un principio no sabíamos a qué podía deberse semejante juerga, y cuando me dí cuenta mi mujer casi me mata.
Por cierto, esa tal Uxía no tendrá un hermanito que se llama Brais¿no? Salu2.

Ventorrillo dijo...

Y su mamá,¿se llama Marta?

Ventorrillo dijo...

¡Uy! Ya he visto el enlace arriba. No es la Uxía que digo yo. Es que a veces Marta(la mamá),Brais y Uxía van a veces a la Pl.Salvador de Madariaga. Mi mujer, Merchy, a veces también lleva a Martín, pero menos.

Virtu dijo...

Pues os animo desde aquí a que vengais más a menudo, es una plaza bastante tranquila para los niños y los papás y mamás estamos como en familia. Incluso de vez en cuando organizamos alguna "fiesta". En el barrio se echa en falta actividades lúdicas para los niños, así que los padres de la plazoleta hacemos lo que podemos. En Navidad estuvimos cantando villancicos, ahora en Carnavales llevamos a los niños disfrazados y trajimos orejas, filloas, etc... Siempre andamos inventando. Es una pena que en nuestro barrio no organicen nada pensando en los pequeños. Exceptuando en las fiestas de agosto, que ponen hinchables y títeres, pero los pequeños necesitan más y todo el año...