Feeds RSS
Feeds RSS

miércoles, 24 de febrero de 2010

La misteriosa desaparición de "mis" cucharas



Tenía yo doce hermosas cucharas con su mango rojo, a juego con otros tantos tenedores, cuchillos y cucharillas. Y digo tenía, porque ayer noche, cuando nos disponíamos a cenar una rica y caliente sopa, me topé con sólo tres cucharas en el cajón.


Y ya se sabe, me he pasado el resto de la noche buscando culpables y buscando las cucharas, que no han aparecido.


El primer interrogatorio lo pasó Laura, que es muy dada a guardarlo todo en su caja de secretos. Pero en dicha caja me he encontrado el peine que llevaba un mes desaparecido, unos cromos de Adri y unas llaves que no sé de dónde han salido. Ni rastro de las cucharas.


El siguiente en ser interrogado ha sido mi compañero de almohada. Que como siempre, se ha puesto a la defensiva y me ha dicho que no tiene ni idea de dónde pueden estar metidas “mis” cucharas. Ahora son “mis” y no “nuestras” cucharas. Ya verás, ya, te veo sorbiendo la sopa directamente del plato el resto de nuestra convivencia, majete.


A Adri ya no le he preguntado, porque las cucharas en principio no son lo suficientemente pequeñas como para haberlas confundido con un juego de la Nintendo… Si hubiera tenido dieciséis años hubiera sido el primero en ser interrogado pero a día de hoy, se salvó.


Lo siguiente es buscar en mi bolso, por ahí puedes encontrarte de todo…pero nada, ni rastro de cucharas, pero han aparecido miles de cosas que daba por perdidas.


Al final el misterio de las cucharas ha quedado sin resolver, la sopa fría y tomada a turnos…Me sigo preguntando a dónde habrán ido a parar todas las cucharas. Si se os ocurre algo, ya sabéis…Y si encontráis por ahí alguna cuchara perdida, indicarle el camino de vuelta a casa.

15 comentarios:

Moni dijo...

A lo mejor se fueron de excursión con mi toalla rosa de puntillitas...La mía desapareció el lunes, pero igual entra que fue a Coruña a recojer a tus cucharas...Pero seguro que regresan, donde iban a estar mejor que en su casiña... Un besito Virtu

MARIETA dijo...

A la basura... Fijo!! Es a donde van a parar todos los cubiertos que desaparecen aquí. entre lo que queda en el plato, que ponen la servilleta encima o la monda de plátano o lo que sea. recogen y ala... A la basura!!
Nos vamos hasta el Ikea todas, por dar una vuelta y pasar el día juntas y tal, y te compras unas?? JE JE
Saludiños.

PMM dijo...

Pues si la desaparación fuera en mi casa, te diría que están en la basura, porque ya no es la primera vez que cuando voy a tirar algo me he encontrado con sorpresas de ese tipo. Pero... ¡quién sabe!

Titajú dijo...

En casa de mi hermana, lo que desaparecen son las cucharillas.
El día que fui a adecentarle la casa para la comunión de Claudia, encontramos cucharillas por todos lados dentro de semidesintegrados botes de yogur: en los huecos de la argamasa de la casa, en los maceteros, en la caja de herramientas, en la caseta del perro, en el fondo de la piscina, en el gallinero, en el hueco del manzano y prendidas en la verja que limita la casa con el maizal de al lado. Esas, las que encontré yo, porque mi otra hermana limpió la casa por dentro y aparecieron montones de ellas debajo de camas, en la mesilla me noche, detrás de la CPU y en la mochila de los scouts.
Pero tú vives en un piso, debe ser más fácil encontrarlas. Si fuesen cucharillas te diría que están en la basura, pero siendo cucharas tienen que estar.
Desmonta la casa, y detrás del último mueble de la última habitación estarán. No falla.
Por cierto, en esta casa faltan una llaves de colorines sin hacer, con un llavero rojo de un osito. Son de Claudia (juega a que son las de su casa) y si fuesen de Raquel diría que las ha dejado oor algún lado, pero siendo de la mayor es raro.
¿No serán las que tiene Laurita escondidas?

Matapollos dijo...

Pues, no sé... en mi casa también suelen acabar en la basura, pero se van yendo poco a poco, no todas juntas, ...hala.

A ver, retomemos la investigación ¿a quién de tu tribu no le gusta la sopita?

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Seguramente quedaron enterradas en el plato debajo de los restos de fruta, el papel de la magdalena o de lo que os dejéis en los platos después de vaciarlos

Besos!!

Eduardo dijo...

Es que no lees a Agatha Christie o veias "Se ha escrito un crimen"... Tienes que reunir a todos los sospechosos en la misma habitación mientras vas hablando y les vas dando cuerda hasta que uno se acaba ahorcando, es decir, confesando.

Vane dijo...

uffff, a saber, pero cucharas y con mango rojo se verian en la basura no????apareceran ya verás, donde menos te lo esperes.....lo que más me extraña es que son unas cuantas no?????

Virtu dijo...

Pues yo creo que han ido a parar a la basura, poco a poco, y justo me di cuenta porque sólo me quedaban tres. Debió ser que las otras ocho no eran tan importantes ;-)))

Ju, sigue buscando tus llaves porque éstas no son..yo seguiré pensando de quien son éstas otras... je je je

Nuria dijo...

Jaja.. estoy con VAne, mira que te faltan 7 y no creo que se hayan ido todas juntitas... aunque está claro que mucha atencion no les has prestado.. a lo mejro se fueron por culpa de tu indiferencia.. jejej
La idea de la basura es muy buena,pero a lo mejro puedes interrogar tambien a la lavadora, que estoy convencida de qeu en mi casa , tambien se "come" los calcetines... jejejej

Sunny dijo...

Yo voto porque se han emancipado y ya sabes...volveran a casa por navidad.

Besinos

Vane dijo...

Si, pero solo a por el regalito de reyes, no creas que vuelven para quedarse ehhhh!!!!!que la independencia cuando se saborea no se puede dejar

Manuel Guisande dijo...

¿Las cuchas, sólo has perdido las cucharas? Tienes una suerte...

Madre de Helena dijo...

Pues normalmente las cucharas tienen patitas. Sí, sí, unas patitas muy cortas, pequeñitas, peludas, que las convierten en un cienpies. Y en cuanto te descuidas, salen corriendo hasta el cubo de basura.
Entonces, apareces tú, observas algo diferente a la basura, metes la cabeza, sueltas un "no puede ser", después un grito, entonces aparecen todos:"Qué pasa, qué pasa?" ¿Quién ha tirado una cuchara?, gritas. Yo no, yo no, yo tampoco.
Lo que te decía: las cucharas tienen patitas. Pregunta, pregunta.
Flor, madre de Helena.

Gustavo Bruges dijo...

Un estudio, en la revista British Medical Journal podría, resolverte el misterio de la extraña desaparición de tus cucharillas. Es un analisis minucioso del proceso. Espero te sirva

http://www.bmj.com/content/331/7531/1498.full