Feeds RSS
Feeds RSS

domingo, 6 de enero de 2013

A mi niño Diego y a todas esas gotitas rosas




Hola mi niño chico, mi niño grande... 

Ya hace mucho tiempo que no escribo, que no te escribo, pero hoy, en esta noche tan especial, noche de Reyes, me gustaría estar más cerca de ti y lo hago como lo ha hecho todo este tiempo tu mami, escribiéndote...Te imagino, como dice la canción que tantas veces he escuchado, más allá del arco iris, y por un momento me gustaría subir a ese lugar, más allá de las nubes, tenerte acurrucadito en mis brazos y contarte un cuento al oído.
Y estarás de acuerdo conmigo en que tendrá que ser un cuento en el que los malos pierden y ganan los buenos. Será un cuento como todos los cuentos, con final feliz, para que nada ni nadie perturbe tu dulce sueño. Los buenos vestirán de rosa y sus armas corazones, los malos vestirán de gris y huecos por dentro estarán, sus armas no son más que humo que se desvanece. Ganarán los buenos porque son más y son mejores. Los malos seguirán siendo malos y quedarán recluidos al mundo de las sombras, lejos muy lejos del arco iris. Y la reina, esa a la que tanto aclama su gente, enseñará por fin sus ojos en los que se reflejará el color rosa de la justicia. Y así será el final de este cuento...



Esta noche escribiré la carta a los Reyes Magos, a mi Baltasar que siempre ha sido mi favorito. Pediré sólo una cosa. Que tú seas el protagonista de este cuento con final feliz. Que Baltasar nos traiga esa Justicia que toda la gente que te adora reclama para ti, que los que te han apartado de nuestro lado, por no hacer bien su trabajo reciban el castigo que se merecen, en su justa medida.

Te queremos mi niño, todo esta marea de gente te quiere, todas estas pequeñas gotitas en este océano rosa te llevan en su corazón, por siempre. No podría imaginarme final más feliz...bueno sí, puedo imaginarlo, ¡vaya si puedo!, pero este cuento ya estaba escrito antes de que tú nacieras y nadie tiene el poder de poder cambiarlo, nadie ni nada.

Que tengas dulces sueños mi niño Diego. Miles de besos te voy dejando mientras me deslizo sobre tu arco iris y recuerda que no hay kilómetros que nos separen, sólo el tiempo, y ya falta menos. 

JUSTICIA PARA DIEGO YA!!

0 comentarios: