Feeds RSS
Feeds RSS

jueves, 10 de abril de 2008

Cómo criar hijos delincuentes

Ayer por la tarde fui al médico con Adrián y aunque salí bastante cabreada de allí porque llevo 3 meses esperando por los resultados de unas pruebas que le hicieron en el Materno y no aparecen por ningún lado, es decir, tiene que repetirlas con el consiguiente retraso en la valoración del problema; vi un panfleto colgado en el tablón de anuncios del médico que me llamó la atención y al mismo tiempo me hizo gracia. Iba dirigido a padres modernos, jóvenes sin experiencia o de los que "yo no quiero que él pase por lo que yo pasé" y daba instrucciones de cómo criar un hijo delincuente. Instrucciones que a continuación transcribo:
  • Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.
  • No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.
  • Cuando diga palabrotas, ríaselas. Esto lo animará a hacer cosas más graciosas.
  • No le regañe ni le diga que está mal algo de lo que hace. Podría crearle complejos de culpabilidad.
  • Recoja todo lo que él deja tirado: libros, zapatos, ropa, juguetes. Así se acostumbrará a cargar la responsabilidad sobre los demás.
  • Déjele leer todo lo que caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados, pero no de que su mente se llene de basura
  • Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño así a él no le dolerá demasiado el día en que la familia, quizá por su propia conducta, quede destrozada para siempre.
  • Dele todo el dinero que quiera gastar. No vaya a sospechar que para disponer del mismo es necesario trabajar.
  • Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comodidades y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle frustraciones.
  • Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con sus profesores y vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad quieren fastidiarlo.
Luego me vino la preocupación porque me vi reflejada en algún punto... ¿estaré realmente criando un delincuente?

4 comentarios:

rozio dijo...

¿pero no tienes dos? si sólo es uno... ;-) :-P

(me ha gustado tu "reportaje" por lo que lo he puesto en nuestro vecindario. Espero que no te importe) :-P

Virtu dijo...

Tengo dos soles, pero con Adri soy una madre "novata" y con Laura ya tengo alguna "tabla". Y además, como decía un jefe mío, al que le tenía mucho cariño, los niños de pequeño son tan riquiños que te los comerías y de mayores te arrepientes de no haberlo hecho.... Yo con Laura estoy en la primera fase pero con Adri ya estoy empezando a arrepentirme de no habérmelo comido :-D

(Ah! y por supuesto, cada vez que necesites algo, no tienes más que venir al "home" de tus vecinos del segundo C y coger lo que te venga en gana. Para eso están los vecinos, no?)

Ventorrillo dijo...

Dios Mío, después de este artículo acabo de descubrir que no soy un buen padre. ¡Tierra,trágame!

Virtu dijo...

Pues aún estás a tiempo de corregirte como padre....o de comerte al niño, como prefieras.. :-DDDD